Postboda en Sevilla

La idea de realizar su postboda en Sevilla nos emocionó e ilusionó tanto como a ellos. Nazaret y Jesús quisieron dejar constancia de su amor en la ciudad en la que tantos buenos momentos habían pasado, así que, qué mejor forma de comenzar el año que disfrutando de un par de días en la ciudad mágica, reviviendo momentos de felicidad, rodeados de ese arte característico que se respira por el sur.

Dicen que allí la primavera es eterna, y cuánta razón, pues en pleno enero, nos hizo una temperatura más bien propia de abril, y el sol no dejó de brillar.

El reportaje no dejó de ser un paseo entre buenos amigos, en el que sonreíamos a cada paso, y la naturalidad nos acompañó en todo momento.

Elegimos la monumental e impresionante Plaza de España para comenzar nuestra tarde, exprimiendo al máximo cada rincón, captando detalles que a veces pasan desapercibidos, como sus majestuosas cerámicas, sus escaleras,o parte de su artesonado. Podríamos habernos pasado allí días, pero también quisimos adentrarnos un poquito en el precioso Parque de María Luisa, y más tarde, poner rumbo al barrio de Santa Cruz, dónde se respira el encanto en cada rinconcito.

Acabamos la tarde, ya cuando se puso el sol, por los aledaños de la Catedral y una Giralda que se alza siempre soberbia y llena de Luz.

Anuncios