Boda en el Palacio de la Serna, Ciudad Real

Para un fotógrafo de boda a veces es difícil resistir la emoción. Y más si cuando ante el objetivo hay personas queridas. Familia, cariño, sabor a infancia y tanta ilusión puesta en el gran día.

Desde el principio nos sentimos muy privilegiados con Ana Belén y Alberto, pues su boda para nosotros significaba algo muy especial que no podríamos explicar. Un año de preparativos, de mensajes de whatssap desde la distancia, de ideas y sobretodo de ilusión. Parecía que no iba a llegar, pero el 24 de Junio amaneció con un sol tan radiante como la sonrisa incombustible de Ana Belén.

Comenzamos temprano en el Hotel Alfonso X, dónde Alberto, jugador profesional de balonmano, llegado desde Zaragoza, se preparaba junto a su familia. Poco después nos desplazábamos a casa de Ana Belén, que entre nervios se enfundaba su precioso vestido de Aire Barcelona y sus increíbles zapatos de Lolita Blu.

Ella decidió bajarse del coche en la Plaza del Pilar, y recorrer a pie el camino hasta llegar a la Parroquia de San Pedro, ante la mirada curiosa de viandantes. Allí la esperaba Alberto, para darse el sí quiero. Más tarde saldrían, acompañados de los bailes del grupo manchego Virgen del Prado, quienes incluso dedicaron una jota al maño.

La celebración tuvo lugar en el precioso Hotel Boutique Palacio de la Serna , ambientado especialmente para la ocasión con un seating plan y varios detalles de temática balonmanera, profesión del novio y deporte que a ambos les apasiona.

Tras la comida, cargada de sorpresas de los novios, la fiesta se alargó hasta altas horas, pues sus invitados disfrutaron muchísimo, acompañados de la buena música del grupo sevillano Discovers y como muestra aquí os traemos un resumen de aquel bonito día con gente preciosa.

Anuncios