Preboda en la Sierra, Castilla la Mancha

Irene e Isaac son de esas parejas especiales por muchos motivos. Su humildad y sencillez nos cautiva en cada gesto y ver como se quieren con sólo mirarse, no es algo que pueda hacer cualquiera.

Su timidez al principio hizo que fueran reacios a la sesión de preboda, pero tras nuestras reuniones y conversaciones, se convencieron de que era la mejor opción, y después de realizarla, nos comunicaron lo contentos que estaban de haber tomado la decisión.

Con ellos pasamos una tarde preciosa, perdidos en medio de la sierra, al sur de Castilla La Mancha, disfrutando de la naturaleza en todo su esplendor, con sus ríos, sus montañas, sus llanuras, sus animales, y para culminar, un atardecer mágico.

Tenemos muchas, muchas ganas de que llegue su día B, pues seguro que lo disfrutamos mucho con ellos.

¡Ya queda poco, chicos!