La floración del almendro es fugaz, de belleza efímera, pero espectacular. Hay que darse prisa cada año si se quiere hacer un reportaje en ellos, y estar muy atentos, porque apenas duran unos días.

Para Silvana y Arturo tuvimos mucha suerte al elegir la fecha, pues semana y media después, todo parecido con la realidad, era pura coincidencia. Además, un manto amarillo de flores, plagaba todo el suelo, y el resultado fue espectacular.

Su amor hablaba por ellos, y esa complicidad que tienen, hizo que la sesión preboda fuera mágica. Silvana eligió un par de vestidos que nos dieron mucho juego con el viento, y que le sentaban fenomenal, además de ir muy en sintonía con el entorno.

Si te ha gustado, date un paseo por la preboda de Antonio y Cristina, que seguro que te encantará.

¡Muchas gracias por visitarnos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: