Con Mamen y Juanlu vivimos un auténtico viaje. Fueron otra de esas parejas a las que el covid les pilló de lleno, y tuvieron que sufrir confinados su primera fecha de boda, allá por el ya lejano 2020.
Pero no perdieron la ilusión en ningún momento, ni las ganas de celebrar su amor. Y así nos hicieron partícipes de ello, haciéndonos sentir unos invitados más, enviándonos los mismos vídeos, invitación y fotos que al resto.

Y con ellos, comenzamos un día precioso, que tendría lugar de principio a fin en la finca La Caminera, dotada con una estrella michelín, y en un lugar privilegiado.

Comenzamos nuestro trabajo como fotógrafos de boda en Ciudad Real en la habitación de Juanlu, dónde se preparaba con sus más íntimos: padres y hermana.

Después subiríamos a la habitación dónde Mamen hacía lo mismo. Mientras terminan de dejar lista a la novia, nosotros siempre aprovechamos para captar todos esos detalles que hacen que cada boda y cada novia sean únicas.

Cuando estuvo preparada, bajamos primero nosotros a la zona dónde tendría lugar la ceremonia, con unas vistas preciosas y magníficamente decorada por floristería El Paraíso. El seating plan nos dejó cautivados, y no menos, la espectacularidad de colorido que le dieron a la pérgola dónde se darían el si quiero, con una frondosidad de flores digna de resaltar.

Se vivieron momentos de mucha emoción, en los que nos costaba hasta a nosotros guardar la compostura, y aunque debido a las restricciones horarias, tuvieron que adelantar bastante la hora de la ceremonia y la luz no era la mejor, nos dejó unos instantes preciosos.

La banda sonora la pusieron las chicas de Amati, que hicieron todavía más emotivo cada momento.

La Caminera, un oasis manchego

Aprovechando el paisaje que La Caminera nos ofrece, cogimos los bugguys, que por cierto, ¡fue muy divertido! y realizamos algunas fotografías de pareja en el entorno del campo de golf, a la sombra de una preciosa encina.

A la vuelta, los novios disfrutaron con los suyos del cóctel y la comida, en la que no faltaron las sorpresas y muchas emociones. Acabó el día, con el atardecer, en una fiesta que todos cogieron con muchísimas ganas, y a las pruebas gráficas nos remitimos.

Sin duda un día precioso, a juego con esta pareja de diez.

Finca: La Caminera Club de Campo
Vestido: Pronovias
Zapatos: Lodi
Ramo/ Deco Floral: El Paraíso Eventos
Beauty: Verde Agua Novias
Papelería: Cotton Bird
Música Ceremonia: Amati

Si te ha gustado, no te pierdas la boda de Vanesa y Jesús en el Palacio de la Serna

¡Muchas gracias por visitarnos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: